13 OCT (MEX).- Tita Bravo, madre del ex esposo de Inés Gómez Mont, lamenta la situación actual legal que enfrenta la conductora, pero señala que lo que le importa es que su hijo, Javier Díaz, pueda ver a los hijos que procreó con ella.

“Es muy lamentable la verdad, yo no soy abogada, no sé qué proceda.

“Lo único que nos importa es ver a los niños, eso es lo que queremos. Yo es lo que más quiero para mi hijo porque ya son 7 años que ni mi ex marido ni mis hijas y toda la familia, no nos ha permitido ver a los niños”.

La señora asegura que sus nietos, Inés, Javier, Bruno y Diego deben de estar pasando un mal momento por la situación que enfrenta la mexicana y su actual esposo Víctor Álvarez Puga, luego de que fueran acusados de los delitos de peculado, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por lo que tienen orden de aprehensión.

“Los niños, por muy chiquitos que estén o recién nacidos, ellos vibran y sienten cómo están las cosas. Han de decir ‘¡oye mamá, ya quiero regresarme a mi casa!’ o ‘¡extraño el juguete!’.

Tita comparte que su hijo ya está viendo con los abogados de qué manera puede proceder para solicitar la custodia de los niños.

“Están en pláticas y todo es a puerta cerrada porque como los chinitos: ‘hasta no ver no creer'”.

Se ha dicho que Gómez Mont sumaba una cantidad considerable en sus prendas de vestir; sin embargo, su ex suegra explica que cuando la conoció era muy sencilla.

“No, es que yo la conocí y era diferente, era muy linda, nunca se maquillaba, era otra. No, no usaba ropa de marca”.

La madre de Javier Díaz fue una de las invitadas de honor en la celebración del quinto aniversario de las clínicas de belleza “DG” del Dr. Gama.

Erika Uribe y Lalo Carrasco/MezcalTV

Prohibida su reproducción parcial o total. La copia o distribución no autorizada de este artículo y su correspondiente imagen infringe los derechos de autor